Cuanto más estudias, más miopía tienes

La miopía es la anomalía o defecto del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos. ¿A qué se debe? A una curvatura excesiva del cristalino, que hace que las imágenes de los objetos se formen un poco antes de llegar a la retina.

Uno de los principales problemas de gran parte de la población mundial es la miopía. Debido en parte, al uso habitual y excesivo de dispositivos móviles, tabletas y ordenadores, que en los últimos años ha provocado un aumento considerable de afectados.

A este hábito se suma ahora el aprender, y es que nuestra percepción visual también se ve afectada al estudiar. Esta afirmación ha sido contrastada por un estudio realizado entre las universidades de Bristol y Cardiff, en el que se afirma que por cada año extra que se dedica a estudiar, el error visual de refracción miope, aumenta en 0,27.

Según los integrantes del estudio, hay pruebas sólidas de que, dedicar años de estudio adicionales, es un factor decisivo a la hora de desarrollar miopía.

¿Cómo se llevó a cabo? Se utilizó una técnica llamada aleatorización mendeliana, en la que se usan variantes genéticas para contrastar si existe una relación directa entre la educación y la miopía, determinando si es un efecto casual o no.

En concreto se analizaron 44 variantes genéticas relacionadas con la miopía y 69 relacionadas con los años escolarizados de cada persona. Todos los sujetos que se prestaron al estudio (67.000 hombres y mujeres), tenían una edad comprendida entre los 40 y los 69 años.

El resultado del estudio confirma la relación existente entre los sujetos de mayor nivel educacional y la miopía.

En Europa y Estados Unidos, más de un 30% de la población adulta ya sufre de esta discapacidad visual. Y según la tendencia actual, en el año 2050 se podría alcanzar un porcentaje cercano al 50%. Esto supondría un incremento que haría llegar a la cifra de 5.000 millones de personas con miopía, frente a los 1.400 millones actuales.

Deja un comentario